lundi, juillet 20, 2015

Un clima pusilánime




Pensemos en el vómito de géneros en las ventanas,
en el derrame de miedo y silencio
tengamos vocación de doble vidrio y espuma en los oídos,
cantemos el lema patrio aunque
ayer la presentadora del tiempo no dijo si hará frío o calor en Santiago
porque a nadie le importa en esta mítica Europa
haciendo equilibrio sobre su calentón toro.

Seamos secretos hasta lograr una cicatriz invisible
que no ensucie los espejeados suelos de los centros comerciales
aullemos por las tardes al exotismo.
El agua ya no es lo que era dicen las facturas
y de las ventanas de ambas orillas
la gente pantallea una luz mortecina.
Unas viejas sacuden a sus hijos en las puertas,
el polvo cubre los cielos.

Aucun commentaire: