samedi, juillet 21, 2018

Cette région


La seule énergie renouvelable dans cette région

c’est l’abandonne.

lundi, juillet 02, 2018

suficiente libertad



La transparencia del retraso tarde
es suficiente libertad
para todo viajero que como yo
posee campos de silencio y sus perros fieles
que aparecen entre las hierbas con su hocico agudo.

Lo que no está perdido, vuelve.

dimanche, avril 08, 2018

Grandes ideas

Pero Sophie habia escuchado bien, las voces se cruzaban ahora, se alborotaban como bandada de gorriones, Game of voices, el fornicio del ego en el salón de belleza, juego de viejos zorros cansados, vencidos por la seductora maquinaria de una productora que inyectaba una ficción televisiva más y la que Sophie no quería acceder. Es que hay cosas que simplemente no resisten más, por más que ella se diga que hay pan para todos. Dio la espalda al grupo. La primera en el baile de los cobardes, ya se lo habian dicho. Era tan propio a ella. Deslizarse, salirse, pasar a otros mundos. Terminó su café y se metió al baño. Después de asegurarse que nadie más los utilizaba, se picó un poco de lo que le quedaba en la jeringa y se fijó si no había manchado con sangre. Cuando salió, ya todos habían entrado a la sala de conferencias. Sophie caminó un poco temblorosa y alegre hacia la puerta principal y tomó el rumbo de vuelta a casa.

mardi, février 13, 2018

Una tarde esas



Una tarde, de esas que hacen trizas el día
con su olorcito a distancia,
a viaje por fronteras pobladas de animales, algunos de los cuales me hablan y estiran la pata,
de esas tardes que vuelven inútil
nombrar al mundillo de fieles entre el estruendo de las horas caídas
(viejísima tendencia a los círculos y a los hongos del azúcar)
una tarde de esas
pasajeros ignorantes
nos reconoceremos esparcidos en el pueblo del nuestro aburrimiento.

samedi, janvier 06, 2018

El Faro de Pen Men



El faro de Pen Men vigila las tormentas atlánticas babeando sal
como un condenado al frenesí bestial
de las rocas lavadas en el líquido de su rabia.
Eyaculan el pájaro de los dominios entreabiertos de la tierra
y vuela entre las láminas de sal que se despegan del cielo.
Se lanza en eléctrica caída
para detonar la cerradura submarina.
Aquí los hombres no tienen más remedio que dejar al trueno vaciarles la sangre por algunos segundos y enrollarles el horizonte en las órbitas oculares, así ellos caminan, deslizándose sobre olas y hablan con el perfume de las tormentas.
Aquí no hay sombras de dioses,
no es una escena de « El Sacrificio » de Tarkovsky,
es un puño tras otro en el rostro huidizo de un pájaro
que sobre los bunkers se emborracha de luz y viento.
La incandescencia de la espuma ha marcado al faro,
lo ha dejado fuera de todo escenario,
en el desmemoriado revoltijo de algas que va de paso
y que nos deja, al faro y a mí,
olvidados.

mardi, décembre 19, 2017

aeropuerto aliento



En la confusión de ángulos
cubiertos de polvo,
de líneas en el baño, de ventanas paralíticas
y de la maravilla del sueño que graniza los labios,
cada mañana
el gas dado, el decorado informático amordazado,
el sexo despejado en su savia,
abro las cortinas,
entonces comparto mi aliento
como un aeropuerto en la ciudad.





repos, N. Folch