dimanche, novembre 14, 2010

Nuevo campestre

Nicolas Folch 2009


Naranjo y celeste maduran
en la orina del cielo
y vuelven a subir humeantes
de los campos fatigados.
Amanece a la orilla del camino
oscuros acorazados dudan
entre los árboles y el vapor.
Los hombres se han levantado antes,
nadan en sus historias
hablan de la ciudad cercana
discuten sobre caballos
sobre vacas y el precio de la leche
y las acciones,
y el mercado por internet
y les duele el espinazo.
Se lavan el rostro sin noche
ni huellas del camino,
el amanecer arroja sus perros
lejos del sueño de los vivos.


(tren Caen-Paris)

1 commentaire:

Javier Tinajero a dit…

Me gustan mucho estos poemas que se hunden prodigiosamente en lo onírico!

Hermoso remate:

"(...) lejos del sueño de los vivos."