samedi, février 17, 2007

ABRIENDO VENAS

Rodando entre tantas líneas de mi cuento. Asumiendo que el lobo apareció y nos reimos de tanto vociferador que pensó que éramos unos espíritus malignos que sólo fuimos invocados. En una tarde de crepúsulo colectivo estallamos entremedio de los llantos de tu miedo. Un icono subconsciente que se plasmó en tu medio despertar y te hizo gritar sin expresión. Un espectro que estaba en una sombra de tu ropero, que no se apagó con la luz del velador. No importa el tiempo ni la edad ni tu crecimiento. Sigo aquí esperando que pestañees para aparecer cuando menos lo esperes. Atrás de tí acrecentando tus pensamientos de temor. No es tu silencio, sólo estoy, acechando dentro de tus pensamientos...

2 commentaires:

drfloyd a dit…

y abro las pestañas de las revistas y te veo, las cierro y despareces...final cruel y amarillento.

la comunicación imposible a dit…

Tiempo de vigilia.
Bueno.