dimanche, août 06, 2006

Ausencia

Primera mañana : una neblina gélida cubre los picos de las montañas alpinas. La vista desde el ventanal de la sala en la que escribo es menos imponente que lo que me imaginé; en cambio es capaz de adormecer cualquier sentimiento de malestar. El color blanco que se cae casi estáticamente desde las nubes hacia los pueblos que se encuentran en estas montañas, desprende al mismo tiempo una palabra que hace eco entre las rocas aún no cubiertas del verdor primaveral de la época. Esta palabra no puedo escribirla, aunque la escucho repetirse en el paisaje desde que me despertó esta mañana. Entre las montañas que nos rodean, la nieve se encama con las nubes quietamente en desorden y la palabra con su eco se funde en mis oídos haciéndolos desaparecer o, en todo caso, ya no son más mis oídos. Y mientras el eco continúa envolviendo el paisaje profundo y aéreo, esta palabra sigue su avance desde mis ex-oídos hacia el interior, haciendo desaparecer imperceptiblemente mi cabeza, mi cuello y luego mi pecho. A medida que mi cuerpo entero es tragado por la palabra, el eco de ella ya ha cambiado todo el paisaje exterior como una cana que sale timida y luego de un buen tiempo ésta se convierte en toda una cabellera cenicienta. La palabra ahora soy yo y sé que no es posible pronunciarla ni escribirla por un cuerpo que ya no es el mismo de antes, que es una mezcla de soledad sonora y de brasas de vida. Las nubes dejaron de ser el humo de lo que no podemos quemar, es todo lo que sé ahora mientras veo une belle femme al otro lado del ventanal, fumándose Los Alpes.

Segunda mañana : Sol... y mucho. Mi chica toma una ducha pues transpiro toda la noche. Yo escucho mi música preferida mientras preparo un té. Luego contemplo el paisaje montañoso y los pueblos perdidos que ahora aparecen más abajo entre las nubes que escapan por las quebradas. Esa palabra no vuelve más, pero me ha dejado el relieve de unas cimas peladas en mi cabeza. Creo que no saldré a caminar hoy; bastante tengo para escribir ahora que falta algo y el retorno a la ciudad se acerca.

Aucun commentaire: